viernes, 28 de julio de 2017

Feminist Friday! Reseña: Nada es suficiente

¡Hola lectores! ¡Bienvenidos a la primera entrada de Feminist Friday! O Viernes de Valores. O de Valor. Elijan.

En el día de hoy les traigo la reseña NO LIBRE DE SPOILERS de un libro que leí hace ya unos meses (pueden seguir leyendo, cuando empiecen los spoilers les aviso). Cuando vi este libro y supe de qué iba, corrí a comprarlo y lo leí de un tirón. Tengo que serles sincera, fue una lectura llena de altibajos: me hizo doler la panza, la cabeza, y la garganta de lo que grité.

34517436 
"Esta historia tiene tres protagonistas. Daniela, una chica que está terminando el secundario y que hace múltiples actividades, conoce a Javier, en apariencias el chico ideal. Esta relación es seguida de cerca por el tercer protagonista, Torcuato, un buen chico, inteligente y que está enamorado de Daniela.

La historia de amor de Javier y Daniela comienza como un romance perfecto, pero va resultando cada vez más asfixiante, hasta llegar a desdibujar completamente la personalidad de la joven, pero Torcuato jugará un papel muy especial.

Esta historia muestra muy claramente cómo se dan las relaciones violentas, también en la adolescencia, y cómo pueden afectar a la pareja y a sus afectos más cercanos." 


Sí, la historia trata sobre Daniela, una estudiante de último año de secundaria que empieza a salir con Javier, el chico atractivo con moto y mayor que ella con el que todas quieren salir. La relación la va consumiendo de a poco (esto es, en las primeras 30 páginas del libro) hasta que no hay nada en su mundo que no sea Javier: No le quedan amigos, familia, actividades extracurriculares, club, coro, ni libertad.

“El pelo, el pelo, cuánto escándalo por eso también, por favor. Ya crecerá. Se lo había cortado para que Javier entendiera de una vez por todas que él, y ninguna otra cosa o persona le importaba más. Ni el pelo, ni cantar, ni jugar, ni sus amigas, ni la carrera ni ninguna otra cosa.
Pero, por alguna razón, nada era suficiente.”

Entonces, el libro se centra en la relación de Daniela y Javier, una relación abusiva, posesiva, violenta. Pero lo que más destaco del libro es que muestra cómo todos alrededor viven también la relación, y, de una forma atroz y, lamentablemente, realista, muestra como la violencia machista está tan arraigada en la sociedad que nadie se da cuenta o, si se dan cuenta, igual no hacen nada.  

“Es que una vez que se le da voz a un problema, una vez que se lo pone en palabras, el problema entra definitivamente a la casa y ya no se irá a menos que se le ofrezca una solución.”

Ahora bien, esto fue un arma de doble filo para el resultado del libro. Y terminó siendo mas bien una maldición. Y ojo con seguir leyendo, porque: 

Resultado de imagen para spoilers sweetie

Tenemos a los padres de Daniela: un padre convenientemente ausente debido a viajes de trabajo que no se entera de nada porque su esposa es la viva imagen de “ojos que no ven, corazón que no siente”, lo que significa que hace la vista gorda y justifica todo lo que pasa con su hija (mas bien, pone excusas. ¿vieron esas personas que tienen una excusa para todo? Bueno, así este personaje. “Dejó el coro porque le quitaba mucho tiempo” “Se cortó el pelo porque es joven y rebelde” “Ay, son cosas de novios, ya se van a arreglar” “PERO SI SIEMPRE SALUDABA!”).

“Javier no es así. A los dos o tres meses ya insistía en acompañarla a casa y presentarse. Pasó Navidad con nosotros. Nos trajo regalos a todos. Es trabajador, bien educado, músico, estudia…”

Tenemos por otro lado a la madrina de Daniela, Cielo. Que es la ÚNICA un poco despabilada (y tiene sus razones, porque nos enteramos que fue víctima de violencia de género en el pasado), pero también es un personaje muy pasivo. Intenta hablar con su ahijada y por un momento parece que eso funciona, que con eso basta, pero…

“- ¿Y por qué la abuela te decía eso de que fueras <modosita>? Qué palabra rara…
- Ya no se usa más, por suerte. Me lo decía porque así se suponía que tenían que ser las chicas, obedientes, calladas y encajar en el molde, y porque mi mamá no se daba cuenta de que él me maltrataba fuerte; o sí se daba cuenta, qué sé yo… Pero esa era la manera antes. Además, Juan (se llamaba Juan) era de una forma delante de mis padres y de otra cuando estaba conmigo solo… Los tenía en el bolsillo…
(…)
-    ¿Y él no te prometió que iba a cambiar?
-    Ay, mi querida. Mil veces.”
  
   
Están también los compañeros de clases, amigos de toda la vida, profesores y muchos otros personajes que simplemente aceptan que una vez que Daniela empieza a salir con Javier ya no los vea, no los llame, no participe en ninguna actividad social. NO, NINGUNO DICE NI HACE NADA.


“Y, fundamentalmente, porque nadie ve lo que no quiere ver”

Por último, tenemos a Torcuato. ¡Qué problemático! Varios capítulos son contados desde su punto de vista, y parece darse cuenta enseguida de lo que está pasando, pero él también mira para otro lado, y no solo eso, sino que lo hace con odio, porque él (¡sorpresa!) está enamorado de Daniela desde siempre y Daniela nunca lo quiso de esa forma. 

“¿Para qué iba a meterme? ¿Para defender a la dama que no me había pedido auxilio? De alguna forma oscura estaba seguro de que la había <obligado> a contarse el cabello y le tuve rencor. Rencor del macho desairado.
Y también con ella me enojé. Por haberse transformado en otra, por haber permitido que la cambiaran y no haberse dado cuenta de que yo siempre había estado allí.”


Lo peor no es eso, no.

Lo peor es que, una vez que tiene una conversación profunda y abre los ojos y decide VOLVER A SER DUEÑA DE SU PROPIA VIDA, Daniela se encuentra con que no puede

No es la voluntad lo que le falla esta vez, como antes, sino la fuerza física. Cuando por fin se decide dejar a Javier, él se vuelve más violento que lo usual. ¿Y qué pasa ahí? Adivinaron: Viene Torcuato, el caballero de dorada armadura, TIRA LA PUERTA ABAJO DE UNA PATADA VOLADORA, MUELE A PALOS AL NOVIO DE DANIELA ¡Y LA RESCATA! Porque, señoras, señores y personas que no se definen ni por lo uno ni por lo otro: Daniela no se salva a sí misma en esta historia; tampoco la ayudan sus amigos de toda la vida, ni sus padres, ni su madrina, ni sus profesores. Ninguna de las personas en las que ella confía, ninguna de las personas a las que ella quiere y estuvieron siempre con ella la ayuda. No. Viene Torcuato, UN HOMBRE en quien ella no piensa en todo el libro, a salvarla. Y lo hace sólo siendo físicamente más fuerte y más bestial que el novio violento de Daniela.

Ayyyyy, Nube de tinta, ¿qué estaban pensando cuando publicaron este libro? ¿Saben lo que me molesta más? Que Daniela se decide a ser valiente, a enfrentarse a todo lo malo que le estuvo pasando, a enfrentarse a Javier y a salir de esa situación de VIOLENCIA en la que se ve inmersa, pero no lo hace. No puede.

Este libro pudo haber terminado cuando ella le dice a su tía “SOY DUEÑA” y se dispone a cambiar su vida, pero no, le agregaron unas 20 páginas más para que las mujeres no se confundan. El mensaje es clarito: No podés simplemente contar con el apoyo de alguien y tomar decisiones por vos misma. Para salir de una relación violenta, para alejarte de tu victimario, NECESITÁS UN HOMBRE MÁS VIOLENTO QUE DOBLEGUE A GOLPES AL QUE TE ESTABA GOLPEANDO Y TE LLEVE A TOMAR UN CAFÉ DESPUES. Sí, un café. Como el que se tomó con Javier al empezar el libro. ¡ES UN JODIDO CIRCULO!

Y así termina. Con unas páginas narradas desde el punto de vista de Torcuato, que reconstruye su tan épica actuación -pero la reconstruye desde lo que le contaron, porque estaba tan CEGADO POR LA IRA que NO RECUERDA NADA. Lindo. Ojo, eh, que DICE QUE EL NO ES VIOLENTO. QUE ESO NUNCA LE PASÓ. Y QUE NUNCA VA A PERDER EL CONTROL OTRA VEZ. Mentime que me gusta. Dale.

Realmente, no entiendo cómo pudieron arruinar tanto un libro tan crudo, tan real, y TAN NECESARIO con ese final ATROZ, que hace retroceder, que deja a la mujer otra vez unos escalones por debajo, y al hombre siempre como el único e indiscutido héroe. ¿Lo habrán hecho para escribir una continuación? Digo, ahora alguien va a tener que rescatar a Daniela de Torcuato…

Quiero que si leyeron el libro me comenten qué les pareció. Quiero conocer sus impresiones, si sienten un poquito de bronca, o mucha, como yo. Es un tema que es necesario hablar.

Para no ser Danielas.

Porque sí, es muy difícil salir solas de una situación de violencia.

Pero no estamos solas.

No les creas cuando te dicen que es así. No les creas cuando te dicen que necesitás a un hombre y que “mas vale malo conocido que bueno por conocer”.

No estamos solas.

Sos dueña.


6 comentarios:

  1. Holaa!
    Siento que tenés razón en lo que decís, pero no creo que la autora lo haya hecho con mala intención, sino que no se dio cuenta. Aunque no se si eso lo empeora, ya que demuestra un significado erróneo de lo que tendría que ser el feminismo.
    Acá te dejo mi reseña del mismo libro, espero que comentes si no estás de acuerdo en algo.
    http://paravolarsolonecesitasunlibro.blogspot.com.ar/2017/05/nada-es-suficiente-lydia-carreras.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! La verdad es que no creo que la autora lo haya pensado como yo, pero el problema, como lo veo, es el siguiente: so yo lo interpreté así, entonces otra chica también puede hacerlo. Espero que no, pero es una posibilidad. Y por eso creo que las últimas 20 páginas deberían ser eliminadas, para eliminar la posibilidad. Ya me paso por tu reseña! Un beso xxx

      Eliminar
  2. Hola Bel!
    Ya cuando salió este libro había algo de él que no me convencía lo suficiente, es un tema bueno que puede tratarse en libros YA, quizás necesario para generar conciencia pero ¿ese final? No puede ser más horrible, por sobre todo como nadie se dio cuenta o quizás como muchos lo dejaron pasar. Ahora ya ni ganas tengo de leerlo (a pesar de los spoilers, eso no me molesta tanto).
    Me hizo acordar un poco a lo que me comentario de la saga After, que según leí aquí y allá tiene una relación bastante tóxica que se vende a chicas muy jovencitas, posta que vi a una nena de doce años comprándoselo y no me parece del todo adecuado más si trae ese mensaje pero muchos padres ni revisan lo que leen y lo que podría estar generando en ellas.
    Me gusta mucho la idea de publicar este tipo de entradas de debate
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste la idea! Pienso seguir por este camino porque creo que son debates necesarios. De la saga After no leí nada, pero voy a prestar atención, tal vez la lea sólo para poder debatir el tema. Gracias por pasar y dejar tu opinión!<3

      Eliminar
  3. ahhh bue.. pero que errada es esta historia entonces! como te dije en twitter, le tenia ganas, pero por el amor de dios, porque no logran poner una protagonista que se salva ella misma, obvio nunca sola, y con esto me refiero a que tenga una cierta red de apoyo y contencion pero que sea ella la que se libre, la que, perdon si suena violento, pero le da una patada en el culo al pibe y se va a vivir su vida, entendiendo que no necesita de un hombre, porque las relaciones no deberian de ser eso, tu novio no debe ser tu vida, sino que deberia ser una persona con quien decidis compartir tu vida y momentos puntuales, que deciden apoyarse, pero que debe de ser MUTUO sino no sirve la cosa, al final los libros que buscan "romper moldes" terminan teniendo miedo de hacerlo y atenuan las cosas lo que es un gran error

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente eso pienso! Es un tema muy importante que no debería ser publicado a la ligera. Sí, necesitamos que se publiquen historias de este tipo, pero es más necesario que el mensaje final sea bueno. Una lástima que hayan dado ese giro al final. Espero que más gente se moleste y obligue a los autores y a las editoriales a ser más cuidadosos. ¡Gracias por pasar y compartir tu opinión!

      Eliminar