martes, 26 de febrero de 2019

RESEÑA: "El viaje al país del hielo: El club de exploradores del oso polar" de Alex Bell

¡Hola lectorxs! La reseña no me entraba en instagram (es algo que suele pasar cuando me molestan varias pequeñeces en un libro) así que revivo el blog para traerles mi opinión de este libro. Y les dejo la foto acá, también. 

Stella Starflake Pearl sabe, sin lugar a dudas, que nació para ser una aventurera, pero las chicas tienen prohibido convertirse en exploradoras. Por suerte, las normas no están para cumplirlas siempre...  

Eso nos dice la sinopsis. Y eso es lo mejor que tiene el libro. Eso y que no tiene romance (yay punto para la Copa de las Casas BBB).

Realmente no leí nada más de Alex Bell pero creo que intentando hacer un mundo interesante y llamativo se enredó con demasiados elementos que no iban bien juntos o tenían cero relevancia para la trama y quedaban como piezas ajenas al libro que rompían con la fluidez de la narración. 

La autora pudo haber mantenido el mundo tal cual es, geográficamente y con su flora y su fauna, agregándole sólo un poco de magia, algunos animales nuevos, y las divisiones políticas de los pueblos y los distintos grupos de exploradores; peeeeero decidió inventar algunas cosas sin sentido que al principio de la historia te sacan de eje y después no vuelven a tocarse, por lo que no puedo dejar de repetir que eran completamente innecesarias. 

Es el primer libro de una serie así que tal vez en los siguientes títulos esto mejore; tengamos fe.

Me gustó lo suficiente Stella, la protagonista (lo que es decir, no me pareció malo su personaje), y me gustó el desarrollo de ALGUNOS de los personajes (por no decir DE UNO). (Para que se den una idea, son cuatro chiquilines viajando y dos de ellos no tienen ningún diálogo. Nunca. En las trescientas páginas que viajan juntos. Una lástima.) Sin embargo creo que en este libro, que relata un viaje, deberíamos haber visto mucho más crecimiento de Stella, y ella es la que menos crece. Llegando al final tiene que tomar una decisión relevante, , que puede afectar todo, obvio, pero no hay crecimiento progresivo, entendimiento de cosas de la vida, y esos demases que me enamoraron en El pez número catorce. (Pueden ver mi ultima reseña en instagram; es un middle grade de esta misma colección, también novedad de enero, pero que a diferencia de este se mete con temas que importan contando una historia divertida, y que además no subestima a sus lectorxs.)

Stella le demuestra a los señores blancos heterosexuales (¿?) que las chicas pueden hacer lo que se les de la gana y nadie las va a parar, y ese es un mensaje muy bueno, pero la autora apenas menciona esta discusión en este libro; ni siquiera es algo por lo que pelea Stella misma. Su padre se encierra en una habitación con otro varón más poderoso y no nos enteramos de lo que pasa pero a ella la dejan viajar con los exploradores.  Tema resuelto. Cómo? no hay cómo. Por cómo está contado, ni siquiera pareciera que los hicieron entrar en razón, sino que el padre de Stella está cobrando algunos favores. 

Esto me lleva a un punto a favor: la relación de Stella con su padre adoptivo. ¿Demasiado idílica? Tal vez, pero es bueno mostrar una relación padre/ hija saludable y amorosa sin que haya una madrastra mala de por medio. Claro que el libro no da lugar para muchas mujeres, de todas formas. No sólo porque no van a las expediciones, sino que nadie menciona mujeres (madres, esposas, nada) nunca. (Riddle, una de cal y una de arena esta reseña...)

En fin, no es uno de mis MG favoritos, y si bien tiene algunos elementos de fantasy lindos, la construcción del mundo dejó bastante que desear, el desarrollo de los personajes otro tanto, y el final es predecible y bastante anticlimático.

Perdón, hasta que me senté a escribir la reseña no me di cuenta de lo poco que me había gustado.

Cuéntenme en los comentarios, ¿qué les importa más a la hora de sentarse a leer un fantasy? ¿La construcción del mundo, el crecimiento de los personajes, el desarrollo de la trama general…? (este libro se queda medio corto en todo) ¡Les leo!